Cómo dormir mejor en verano

Spread the love

Si bien el verano es una linda época puede causar sueño interrumpido por el calor que pueda generar a la hora de dormir,

Con algunos ajustes simples a la configuración y la rutina de tu sueño es posible hacer una gran diferencia. Veamos algunas sugerencias:

1) Adquiere el colchón adecuado

¿Cuándo compraste tu colchón? Si fue hace más de cinco años dale una palmadita, pronto. Si es grumoso, flojo o puede sentir una primavera sobresaliente, podría ser el culpable de tu sueño molesto.

Un colchón de buena calidad te durará diez años si lo tratas bien. Antes de comprar, pregúntate:

¿Es firme? Asegúrate de probarlo: cualquier cosa demasiado rígida puede evitar que tu columna mantenga su curva.

Resultado de imagen para colchones y espalda

¿Contiene materiales refrigerantes? Busca un colchón que tenga fibras naturales como el lino y el algodón ambos proporcionan un efecto refrescante.

2) Busca utilizar un ventilador

El aire que circula por los conductos de aire acondicionado puede contaminarse y si estás sentado en el aire acondicionado de 9 a 5, el aire fresco después de las horas es imperativo.

Resultado de imagen para tipos de ventiladores

Un ventilador es la opción más saludable para un enfriamiento instantáneo, sin mencionar que es más relajante.

¡Coloca un tazón de hielo frente a él para crear una niebla helada!

3) Reconsidera tu paleta de colores

Llenar tu habitación con detalles en naranja y rojo es una forma segura de sentir el calor. Los colores suaves son calmantes y refrescantes.

Tenga en cuenta los azules, verdes, grises y neutrales al elegir obras de arte y colores para tu ropa de cama, alfombras, paredes, cortinas y persianas.

4) Compra una talla más para tu pijama

Las prendas sueltas de lino y algodón absorben el sudor de tu cuerpo y en realidad son una opción más fresca que dormir desnudos.

Resultado de imagen para pijamas

5) Cambia tus sábanas inmediatamente

Las portadas más geniales incluyen:

  • Bambú: uno de los materiales más transpirables y absorbentes que puedes comprar
  • 100% lino: a diferencia del bambú, el lino es ecológico y amable con tu piel
  • 100% algodón: si no le gusta la textura de la ropa de cama de bambú o lino, el algodón sigue siendo una excelente opción. Sin embargo, siempre lee la etiqueta porque muchas veces las sábanas de algodón son en realidad láminas combinadas con microfibra y poliéster.

6) Elige cerezas para el postre

Las deliciosas bayas de verano están llenas de melatonina, la hormona responsable de regular el sueño.

7) Invierte en una almohada refrescante

¡Ahora existe una almohada de espuma viscoelástica con una capa de gel refrescante, por lo que puedes despedirte de los ojos hinchados y el sudor de la espalda!

La espuma viscoelástica se amolda a la cabeza y el cuello para que estés apoyada y aliviada al mismo tiempo.

8) Despeja el desorden del piso

¿Tienes montones de cosas debajo de tu cama? Puede estar fuera de la vista, pero no está fuera de la mente.

Dormir encima de la basura puede afectar negativamente tu energía, mientras que un espacio despejado promueve un sueño más tranquilo.

Deje tu teléfono y computadora desconectados y fuera de la habitación también. Sus luces no solo afectan la producción de melatonina, sino que también irradian calor, haciendo que las noches sudorosas sean aún más pegajosas.

Aspirar al menos una vez a la semana es imprescindible para eliminar la acumulación de polvo difícil de ver en tu habitación.

9) Acuéstate y no corras las cortinas.

El aire caliente sube, así que cuanto más cerca estés del suelo, más fresco estarás. Cuando se trata de renovar o encontrar el lugar perfecto para dormir, elige el nivel más bajo de la casa para tu dormitorio, en el lado que reciba menos sol y mantenga las ventanas y persianas cerradas durante todo el día.

El resto de la casa puede ser una caja de sudor antes de acostarse, ¡pero tu santuario para dormir estará totalmente tranquilo!